Juanma perteneciente a una familia de magos. Al igual que sus familiares, habían estudiado las artes de los magos y de las hechiceras. Pero todos sabían que Juanma nunca llegaría a ser un mago como ellos. Nunca llegaría a alcanzar los poderes como los demás..
Al nacer Juanma una hechicera maligna se acerca a Juanma, siendo un recién nacido. Advirtiendo a la familia de que habían concebido a un niño que de mayor sería un mago sin poderes, Y así como lo predijo, la hechicera desapareció. Los padres de Juanma quedaron sin habla. Al principio sus padres se vieron muy decepcionados por la noticia, se encontraban afligidos y su padre se negaba a aceptar el hecho de que su hijo no tuviera poderes de mago. Se negaba a creerlo y sobre todo a aceptar lo que había dicho la hechicera.

Juanma fue a la escuela de magos y hechiceros como todos los demás de su familia. A pesar de que el mismo veía como los demás evolucionaban y el siempre quedaba atrás. Sin llegar a conseguir su objetivo. Pasaba las noches en vela, sin poder conciliar en sueño, pensando en lo que le estaba ocurriendo ¿Y sus poderes?
Un día se le ocurrió hablar con su madre, quien le confesó la verdad a la hora de su nacimiento. Le habló sobre la hechicera y de sus palabras. Juanma se prometió a terminar con la hechicera.

En una ocasión, en la biblioteca de magos un libro asomaba unos centímetros más en la estantería. Juanma lo fue a coger y consiguió leer en el pergamino escrito en un lenguaje desconocido el significado de su descripción: «Aquel mago que pueda descifrar los poderes oscuros del grimorio, se convertirá en uno de los magos mas poderosos y peligrosos que hayan existido sobre la tierra.». Abrió el libro con sumo cuidado y empezó a estudiarlo. En el había símbolos que desconocía pero que pronto pudo poner en práctica. Sus padres, no daban crédito a lo que estaban viendo. Su hijo convertido en uno de los magos mas poderosos.
Haré desaparecer a la hechicera.