Icono del sitio El Rincón de Suenminoe

Mi segundo hogar, by Neus Sintes

Anuncios

Me encontraba buceando en el atardecer. Siempre tuve pasión por el buceo, no había nada mas gratificante que sumergirte bajo las profundas aguas del mar. Me aconsejaron de que no me alejara mucho, aunque sin hacer mucho caso, ni darle importancia llegué más lejos de lo previsto.

Mis ojos contemplaban la belleza del mar, no quería perder detalle alguno. Hasta que mi visto alcanzó a ver, no muy lejos de donde me encontraba, una especie de cueva donde podía pasar perfectamente. La curiosidad hizo adentrarme en ella. Cuando hube nadado hasta donde se podía llegar, unas escaleras detrás de la roca, me hicieron adentrarme hacía abajo, llegando a una explanada, escondida a la vista de cualquiera.

Quedé embelesada por el lugar, parecía estar encantado por una magia que desconocía totalmente y de la que no tendría lugar hasta pocas horas más tarde. Observé a la luna, que empezaba a salir. Era una luna llena hermosa, de un amarillo intenso, que me dejó hipnotizada. Cuando me percaté de que el lago en el que estaba, de él empezaban las aguas a apoderarse de mi. Un remolino emergió de golpe, sin que yo pudiera hacer nada, mis ojos solo podían mirar la luna, intensa que hipnotizada me tenia.

Cuando todo volvió a la normalidad, mis piernas habían desaparecido, dando lugar a una cola color turquesa. Me había convertido en sirena por obra de la magia que en esa cueva habitaba. De día era una chica normal que guardaba para sí un gran secreto. De noche me sumergía en las aguas profundas y me iba a mi segundo hogar, convertida en sirena.

Salir de la versión móvil