Icono del sitio El Rincón de Suenminoe

Siete vidas…, by Neus Sintes

Anuncios

Dícese que siete vidas tiene un gato. Su aventurera naturaleza, su agilidad e imprudencia, siempre han hecho que los gatos se vean como animales realmente misteriosos, con innumerables vidas que pueden utilizar cuando sea necesario. En algunos países, las tradiciones dotan a los gatos de 7 vidas, Lo cierto es que la duración de su vida no depende del país de nacimiento o del estado en el que crecen. En cambio, su calidad de vida es decisiva: la nutrición y los cuidados y controles médicos contribuyen a promover el bienestar del gato. Nuestros amigos gatunos siempre han fascinado e intrigado a la humanidad, precisamente por sus habilidades y agilidad: astutos e ingeniosos, ¡sin mencionar sus habilidades como escaladores.

En los países occidentales, se dice que los gatos tienen 7 vidas. El número 7 no es aleatorio, ya que simboliza la plenitud y perfección. En la Edad Media, a los gatos incluso se les atribuían poderes sobrenaturales y mágicos, tanto que eran considerados aliados del mal y de las brujas. Desde la antigüedad, estas creencias se vinieron reforzando al ver la gran capacidad de respuesta que los gatos mostraban ante situaciones peligrosas.  Sus reflejos (entre los que se incluyen el caer siempre de pie) los han convertido, con el tiempo, en un símbolo de agilidad y supervivencia inmensurable. De hecho, a menudo somos testigos de situaciones casi surrealistas, en las que esperaríamos lo peor y, en cambio,, incluso después de un salto súper alto o una caída repentina.

No es cierto que tengan siete vidas. Porque yo misma he tenido la mala suerte de verlos traspasar el arco iris, con tan solo una vida. Existen muchos mitos sobre ellos, algunos ciertos, otros no. La mayoría de ellos son falsos. Los felinos son, especies insaciables que a lo largo de su existencia han sabido convivir con humanos. A algunos les gusta el agua. Los que son del color negro, no dan mala suerte, sino paz interior. Podría decir muchos más. Pero tras la pérdida de alguno de ellos, esperas a que vengan a ti de nuevo, pero no tienen siete vidas, tienen una. La pérdida de cualquiera de ellos siempre permanece, intacta.

Salir de la versión móvil