Don Sebastián y su caballo Ezequiel eran inseparables. ¡Cuántas veces no se le había visto montar en su caballo en plena noche!. Era conocido por todos por sus riquezas y su bondad. Sabían de él que era hijo de gente de rica fortuna, pero a Sebastián las riquezas no le devolvieron la vida, aquélla noche oscura.
Fue como de costumbre a montar con Ezequiel en busca de su amada, que como bien todos sabían era una hermosa campesina de quien Sebastián estaba realmente enamorado. Gloria lo oculto a su familia por temor a que su padre se enojará…

Precisamente esa noche el padre de Gloria oyó a la lejanía unos pasos acercarse. Los pasos de un caballo, que se aproximaban a su casa por la parte trasera del corral. Sus ojos llenos de ira pudieron ver como Sebastián y su inocente Gloria, la hija de sus ojos, se besaba con fervor con el caballero. Mientras se besaban y proclamaban su amor, el padre de Gloria a hurtadillas preparó su fusil y la bala fue directo al corazón de Don Sebastián.

Ezequiel se irguió a dos patas enfurecido, mientras oía los sollozos de Gloria y olía la muerte de su Señor, su amigo y compañero fiel hasta los confines. En la mente de Ezequiel pasaron mil sensaciones, sin pensar en que el también podría estar en peligro. Un asegunda bala fue a dar al lomo del caballo. Falleciendo en el acto junto a su amo, Sebastián. Juntos hasta la muerte.

Gloria sollozaba con el pecho compungido y cuando se giró pudo distinguir la silueta de su padre con el arma en la mano, sonriendo de oreja a oreja. Satisfecho de su acción.
__¿Cómo has podido? __el me amaba.
__Eso lo dicen todos __respondió con frialdad.

Gloria se irguió y guiada por su corazón, cogió algunas pertenencias y abandonó el lugar que un día fue su casa.

__¿A dónde vas? __preguntó con el palillo entre los dientes, despreocupado
__A llorar la muerte de mi amado. Adiós, padre.

Por suenminoe

Me encanta escribir y sumergirme en mundos paralelos al nuestro. Recorrer el mundo a través de las palabras. Dejarse llevar por el fruto de la imaginación.

A %d blogueros les gusta esto: