De nuevo, de tus ojos vidriosos aparecen lágrimas por derramar. Lágrimas que quieren brotar sin un por qué…Qué difícil es la vida cuando crees tenerlo todo y en realidad te falta ese «algo». Hundida bajo un manto de soledad, te sumerges. Como si de un velo transparente se tratase.

Quisieras desaparecer, aunque invisible ya pareces ser. Quieres gritar, pero no tienes fuerzas. El llanto te impide ver la realidad. Te encuentras sola en un mundo que no es el tuyo. Sumergida bajo las aguas te sumerges, para evitar que te vean llorar…

Veo cómo apoyas a los tuyos, pero no te veo apoyarte a ti misma. Ayudas a los demás, pero ¿Quién te ayuda a ti?. La soledad llena de finas lágrimas tu rostro. Deseas huir de la realidad para sumergirte en un mundo paralelo. Lo has dado todo y no ha servido de nada.

¡Que difícil es la vida, o mejor dicho, dura. !. – Lo das todo, ayudas a los tuyos y a cambio no merecen de tu ayuda. Para recibir un maltrato psicológico, que te hunde en la ansiedad. ¿Para que ayudar a personas, sangre de tu sangre, si a cambio recibes de ellos. Nada?. Nada.

¿Qué quién soy yo para saber de ti y de tu soledad…?. Soy tu ángel de la guarda. El que lucha a tu lado con todas mis fuerzas. Soy un guerrero, un luchador fuerte y valiente que está tu lado en cada batalla de tu vida y que te protege cuando eres demasiado frágil para hacerlo sola…

No puedo decidir por ti. Soy tu consejero silencioso y de confianza que permanece siempre a tu lado, tratando de aconsejarte, sugerirte el camino correcto a seguir.

Por suenminoe

Me encanta escribir y sumergirme en mundos paralelos al nuestro. Recorrer el mundo a través de las palabras. Dejarse llevar por el fruto de la imaginación.