Relatos

Solo te pido un beso, by Neus Sintes

¡Sólo uno!. Solo deseo un beso de esos labios carnosos que me hacen enloquecer. Y tú lo sabes. Sabes que no te pido más. Sentir el tacto de tus labios junto a los míos. Fusionados en ese beso que me gustaría robarte, pero quiero que seas tú quien me dé el placer de dármelo.

Espero ansioso que este pequeño milagro se haga realidad. Mientras, te observo desde la barra del bar, cómo te mueves en la la pista de baile. Tus caderas acompañando al son de la música. Resuelta, siempre alegre, con esa sonrisa en los labios.

Sé que me observas de reojo, mientras me tomo mi cerveza. Sabes que te observo y aún así no te acercas ni un instante. ¡Quieres hacerme enloquecer! – ¿Cuántas veces no he intentado acercarme? – Prisionero me tienes bajo tus hechizos. Esperando el día que crucemos tu y yo la línea de la amistad para convertirla en algo más.

Mientras mi mente divagaba en un posible “nosotros”, te vi salir del local. No pude remediarlo y salí tras de ti. Te contemple bajo una hermosa noche estrellada. Vi como deseabas sentir la brisa de la noche en tu cara.

-¡Dalia! – pronuncié tu nombre – mientras me dejaba ver de entre las sombras

-Dylan – ¿Que haces aquí afuera? – me preguntó

-Lo mismo que tú, – supongo. Tomar el aire, ¿me equivoco? – le dije guiñando un ojo – mientras poco a poco iba acercándome a ella.

-No, no te equivocas. – me respondió con un ligero suspiro.

Quedamos en silencio, apoyadas en la barandilla de la terraza, respirando de la brisa veraniega. Su vestido contorneaba sus caderas de mujer, la brisa acicalaba su ondulada melena de un lado a otro. No quise interrumpir sus pensamientos, así que la dejé estar. No parecía querer una impresión equivocada de mí.

Sus pensamientos se vieron interrumpidos por una llamada de móvil. Su rostro se endureció y sin pensarlo dos veces, apagó el móvil. Por sus facciones y su comportamiento advertí que algo le había ocurrido y no de su agrado.

-¿Qué esperas de mi? – Porque hoy no es mi noche – me preguntó mientras se apoyaba en la barandilla

-Tranquila Dalia – no espero nada de nadie. Con el tiempo he ido aprendiendo que es mejor no esperar nada de nadie pero tampoco rechazar a las personas con las que estas. El tiempo es quien dice como y cuando se producen las cosas.

-¿Sabes? -me has hecho reflexionar sobre lo que has dicho. Yo en cambio he esperado demasiado de la gente y supongo que eso ha sido uno de mis errores. – dijo frunciendo el ceño.

-Dalia, tampoco es tan grave esperar de los demás. Especialmente de con quién puedas tener más confianza o relación. Al menos tú das el paso, eres decidida; en cambio. – y mirando sus ojos color miel – Proseguí – En cambio, aunque yo esperara algo de ti o de alguien no lo pediría, por mucho que quisiera. Prefiero que surja de la persona que tengo a mi lado.

Pasamos unos minutos en silencio, absortos en nuestros pensamientos y mirando las estrellas. Alguna que otra mirada de reojo, entre un par de sorbos de nuestras cañas, gozando de una hermosa noche estrellada donde la luna llena era nuestra única compañía. El tiempo paso en silencio pero un silencio acogedor. Sobraban las palabras, las emociones empezaban a surgir.

Cuando nuestras manos se entrelazaron, nos miramos a los ojos hasta que nuestros rostros estuvieron lo suficiente cerca para que nuestros labios se fundieran en uno solo. Mis manos acariciaron tu rostro, intentando recordar el primer beso de tantos otros que vinieron a continuación.

¡Solo te pido un beso!, Dalia solo te pedía un beso. Y me has dado más que eso. Me has dado la felicidad a este mundo.

4 comentarios

Responder a Jordi Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: