Relatos

Los amantes de las estrellas, by Neus Sintes

Hay estrellas que nos separan de aquellos a los que amamos en la distancia. Separados por que un destino que todavía no les había hecho conocer, pronto uno de ellos un puente cruzaría y entonces el destino les haría juntarse y querer. Aunque ligado del dolor viene acompañado el llamado amor.

Asomada a la ventana Celia se encontraba mirando a las estrellas en la noche oscura, donde el silencio reinaba y la brisa acariciaba su piel, envolviendo sus cabellos ondulados. Se quedó mirando y pensando en aquellas estrellas que juntas se encontraban. Cerró los ojos y pensó un deseo, aunque sabía que no se cumpliría ya que lo había hecho varias veces, considerándolo más bien un juego y no una realidad.

Deseo ser cómo aquellas estrellas que juntas permanecían, mientras cerraba los ojos una hermosa luna llena reapareció.

Sorprendida no daba crédito a lo que veían sus ojos. Estaba en un escenario. Su habitación se había convertido ni más ni menos que en un escenario. Fuera un sueño o una realidad en el que se había convertido su deseo. Deseó soñar o mejor dicho, vivir ese momento.

Las luces se apagaron y la luna en lo alto asomaba. Vestía un precioso vestido color celeste con pequeños brillantes a su alrededor, junto con un collar de una perla de color marfil como el de sus zapatos. Su pelo hacía a un lado la hacía esbelta, dejando entrever ese cuello alto y fino que embelesaba, aunque ella no apreciara su belleza, así como otros sí.

Dando vueltas a su alrededor contemplando aquel escenario mágico, comprendió de que no estaba soñando, hasta su piel se erizó de ésa realidad que parecía ser soñada. Unos pasos más atrás se cruzó con un gran piano, cuyas teclas no pudo resistir tocar con las yemas de sus suaves y delicados dedos.

Cerró los ojos, mientras se sentaba, recordando de nuevo, imaginando y con cierto temblor en los labios color carmesí, empezó a cantar una canción dedicada a todas aquellas estrellas que antaño fueron separadas de sus seres queridos. A todas ellas, mientras su labios dejaron de temblar una dulce sinfonía surgió de sus labios.

Se sorprendió a sí misma, siempre se había considerada tímida a la hora de cantar, de expresar aquellos sentimientos albergados en el fondo de su alma. Las estrellas, sí ellas siempre le habían guiado por caminos con salida o bien con barreras por afrontar, pero siempre encontrando una salida. Ahora les cantaba a ellas por pedir un deseo y éste sin comprender cómo, se había hecho realidad.

Al finalizar la canción, unos aplausos surgieron de un atractivo caballero. Celia quedó embelesada ante tal caballero, sí caballero. Iba vestido con unos pantalones negros a juego con su americana y blusa blanca. Tenía un aire sereno, caminaba por el escenario rodeando el piano sin desviar la mirada de Celia quien enrojecía por momentos.

Se presentó como Juan, que al oír tan esbelta sinfonía dedicada a las estrellas supo en aquel momento que había encontrado a la suya. Celia comprendió que se refería a ella.

Juan le ofreció su mano. Celia pudo no aceptarla, pero acercándose a Juan, le sostuvo de la mano. Se miraron a los ojos y comprendieron que estaban hechos el uno para el otro. Dos soñadores, enamorados de las estrellas por motivos distintos pero que para ellos significaban algo muy especial.

Tal vez fueran ellas las estrellas quienes decidieran que debían encontrarse en un momento de sus vidas. Cuando ambos estuvieran preparados para estar juntos. Levantó la barbilla de Celia y éste la besa con parsimonia y dulzura. El beso eterno.

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: