Relatos

El rumbo de un nuevo existir, by Neus Sintes.

En mi mente está aún el recuerdo de tu voz. Diversos fragmentos de lo que sucedió me recuerdan cada día. Si hubiera podido parar el tiempo o volver a él para cambiar el rumbo, mi vida sería distinta. El reloj de la vida: Pasado, Presente y Futuro.

El Pasado, pasado es….me suelen decir. Pero el pasado a veces te persigue recordando una vida distinta a la actual. Para bien o para mal. Nunca lo sabré.

Cuando Nerea pudo escapar del orfanato junto a su mejor amigo Rubén, rumbo a un destino mejor, éste les separó.

-¡Corre Nerea! – mientras agarrados de la mano intentaban alcanzar el tren rumbo a un destino desconocido.

-¡Rubén, mi maleta! – grito – para alcanzar la maleta que había caído al suelo.

Por un milésimo segundo de nada, sus manos se escurrieron, intentando con la otra mano alcanzar la maleta del suelo. Al volver la vista atrás, intentó alcanzar a Rubén, pero éste había subido a bordo del tranvía.

-¡Nerea, vamos! – gritó desesperado.

Las piernas de Nerea corrieron deprisa, intentando alcanzarlo, hasta que sus piernas dejaron de responder, mientras veía alejarse a Rubén. Sus miradas se cruzaron por última vez. Alejados el uno del otro. Sola de nuevo, se arrodilló, derramando sus últimas lágrimas en aquella estación.

Los años habían pasado y Nerea tuvo que rehacer su vida. A sus veinte y cuatro años se había convertido en una mujer luchadora y emprendedora, gracias a su capacidad de dialogar con la gente y hacer nuevas amistades que le ayudaron a convertirse en una mujer trabajadora.

No había habido noche alguna en que se despertara soñando cómo se escurrían las manos de ella y la de su Rubén a quién no había vuelto a ver, pero en una parte de su corazón nunca lo había olvidado.

-Si pudiera regresar al pasado… – pensaba para sus adentros – mientras la imagen de Rubén la llamaba, mientras corría para subir al tranvía…la imagen de aquél recuerdo del pasado regresaba una y otra vez. ¿Qué hubiera sido de su vida si sus piernas no le hubieran flaqueado?.

Nerea era muy trabajadora y eso hacía destacar en el trabajo. Pero al llegar a casa no encontraba más que el silencio de su hogar. El silencio de un corazón vacío. La de una mente que vivía en el pasado, que la consumía sin ella apenas darse cuenta.

Abrumada, salió de la casa en busca de una salida. Sin un rumbo fijo empezó a andar. Necesitaba notar la brisa en su piel.

-¡Eh, espera! – una voz masculina dijo a sus espaldas.

-¿Quién me llama? – preguntó. Mientras al darse la vuelta una luz brillante se asomaba proyectando una luz azul intensa, que por un momento la dejó sin aliento.

-¿Trabajas en la compañía? – me presento. Mi nombre es Ricardo.

-No sabía que vivías por el mismo barrio – respondió Nerea.

-¡Oh, no!, – solo estaba de paso. ¿Quieres tomar un café?

-Sí, por supuesto – respondió Nerea, dubitativa… – Había algo en él que no le terminaba de gustar. Parecía ocultar algo.

Mientras caminaban hacia el café más cercano, Nerea seguía analizando a Ricardo, intentando ver su “lado oscuro,”, lo que ocultaba detrás de esa mirada.

Mientras se disponían a coger su bolso. Al lado de Ricardo una maleta color marrón, desteñida por el tiempo, con la inicial “N” a un lado. Igual que la que hace años perdió en aquella estación y su vida se desvaneció, viendo cómo se alejaba el amor de su vida y con las manos vacías.

-¿De dónde es esta maleta? – preguntó temeorosa por la respuesta

-Ah… – Es de hace unos años. La encontré en la estación… – carraspeando.

-Tú…esa es mi… – dijo tartamudeando, dejando las palabras al aire.

Nerea salió del bar sin mirar atrás. Con una mezcla de rabia y tristeza, su alma se perdió en el horizonte.

cayó de rodillas y en ese momento se concentro y su mente regresó al pasado. En el momento exacto en que sus rodillas se encontraba mirando como se alejaba Rubén….

Sus ojos se cerraron, concentrándose en cómo cambiar el pasado, su pasado. Vuelta atrás en el tiempo. Una nebulosa azul proyectó en su mente, reviviendo atrás en el tiempo, en aquél trágico momento en que sus manos se separaron. Ahora o nunca tenía la oportunidad de cambiar el pasado. Revivir lo ocurrido y cambiarlo para que fuera distinto.

Transportada por esa nebulosa, su mente, sus recuerdos volvieron atrás en el tiempo. Mente y cuerpo se habían fusionado de tal forma que al abrirlos, Nerea lo primero de lo que se percató fue escuchar al portavoz avisando a los últimos pasajeros para subir al tranvía. Sus sentidos empezaron a cobrar vida de nuevo, al despertar.

-¡Último aviso, señores pasajeros! – decía el conductor del tranvía.

-¡Nerea dame la mano! – la voz de Rubén oyó tras de sí.

Rubén estaba a su lado, ofreciéndole la mano para subir al tranvía. Nerea aturdida por los acontecimientos en los que estaba viviendo, alargó la mano. Rubén se la cogió con fuerza y ambos corrieron en dirección al tranvía que se estaba poniendo en movimiento.

Nerea sintió cómo se le escapaba su maleta y entonces en ese momento decidió o ir en busca de ella, recogerla y retornar con Rubén o bien que ésta se perdiera sin mirar atrás y seguir corriendo junto a Rubén, sin soltarse. Unidos por un lazo que solo ellos dos podían sentir. Juntaron sus manos y subieron a bordo.

Mirándose a los ojos se fusionaron en un profundo beso, dejando todo atrás. Nerea se aferró a Rubén, haciendo que la nebulosa se cerrara dejando a Nerea en el pasado sin poder regresar.

Su vida empezaba ahora. Un destino les esperaba. La diferencia es que ahora no estaba sola.

Anuncios

4 comentarios

  1. Buenas tardes Neus, me alegra mucho que te hayas decidido a seguirme en mi blog
    Es un comentario a un libro que he escrito “S.H. el Señor de la Historia” segura que te interesará, pues hablo de gente increíble cuya vida, alma y humanidad he intentado desvelar en cada uno de sus personajes. Toco los temas de: » La dimensión transcendental de la persona, las relaciones familiares, la tarea educadora; la solidaridad con el vecino, el valor del sufrimiento y de las personas discapacitadas; la determinación ante el aborto y las drogas. Los conceptos de gobierno político, con un equilibrio de los tres poderes públicos: el ejecutivo, el legislativo y el judicial; la responsabilidad de la ciudadanía en su tarea sociales y laborales…, todo ello va llevado a M95, una chica del futuro, a un cambio sustancial de su persona, a descubrir nuevas razones que invaden sus sentimientos y enriquecen su conocimiento sobre el ser humano, transformando de raíz su personalidad»
    Todo en un clima sencillo y atrayente desde una perspectiva de colaborar a construir un mundo mejor. Me gustará compartir contigo esa riqueza de las personas que buscan vivir en profundidad
    TE ESPERO
    Mary Carmen

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: