El despertar de la diosa, by Neus Sintes

Hace muchos años existieron dos hermanas, ambas eran Diosas egipcias. Pero también muy diferentes la una de la otra. Totalmente opuestas. En primer lugar estaba Isis. Isis era conocida como una deidad femenina muy importante porque representaba a la Triple Diosa en un ser. Significaba que reunía todos los atributos de las demás Diosas egipcias.

Para todos los que la conocían o habían oído hablar de ella le tenían un gran respeto. Con el tiempo llegó a ser considerada por los egipcios como “la Reina de los dioses” o “Gran diosa madre”.

Otra de las diosas egipcias más poderosas era Neftis, hermana de Isis. Neftis era considerada como la deidad del fuego y simboliza la noche, la oscuridad, las tinieblas y la muerte, teniendo un papel más que opuesto y complementario al de su hermana Isis.

Sin embargo el papel de Neftis fue muy importante, pues guiaba a los viajeros en el desierto y llevaba a los muertos a otra vida. Entonaban cánticos sagrados que facilitaban esta transición.

Dennis, príncipe de un conocido Reino del Monte Sinaí, más por aquéllos habitantes que vivían en las montañas Anduvo con su camello a cuestas rumbo a ver más mundo del que le rodeaba. Aventurero por naturaleza y amante de nuevas aventuras, llegó hasta Egipto donde se percató de la presencia de ambas Diosas.

Impregnado por la belleza inmaculada que desprendía Isis, quiso conocerla mejor. Poseía belleza pero también un gran corazón. Con el tiempo Isis y Dennis se enamoraron.

Por otro lado, la envidia invadía a su hermana, quien se creía ser ella la mas bella. Pero la oscuridad se ocultaba bajo su belleza. Muchos fueron los hombres que se enamoraron de Neftis, pero al conocerla más a fondo se daban cuenta de su frialdad y se alejaban de ella…

Consumida Neftis por la envidia, se adentro en la oscuridad y conjuro un hechizo, haciendo que su hermana quedara dormida en un profundo y largo sueño, del cual no despertaría.

Dennis, decidió quedarse a su lado, hasta su despertar. El joven dolido no dejó de visitarla en sus aposentos. Mientras, Neftis deseó ganarse la admiración de los demás, pero jugar con la oscuridad también trae sus consecuencias…Pasaron los años Neftis fue envejeciendo, pero en cambio su hermana dormía plácidamente con la misma juventud y belleza que el primer día.

en una ocasión el joven Dennis se acerco a ella y le emanó un calor que hizo despertarla, mientras entonaba una canción

Eres el agua que has logrado despertar mi sed
Un hechizo de luna recorriendo
Has logrado enamorarme por primera vez
Eres la magia que no estaba cuando la busque
La que lleva mis noches en vela.
Como pedirle al cielo ver tus ojos abrirse de nuevo

Como ponerme frío y saber de verdad que los sueños son sueños
y lo nuestro es real

Eres el agua que has logrado despertar mi sed
Un hechizo…

Radiante y hermosa como la primera vez, el conjuro se rompió haciendo envejecer mas a su hermana, quien la envidió al observar la hermosura de la otra, mientras Neftis se evaporaba de arrugas consumida por la rabia y la envidia de que no había servido de nada haberla dormido. Pues el amor la había despertado y aumentado su belleza y juventud.

Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s