En la orilla del mar, by Neus Sintes.

De nuevo, sumergiendo sus pies descalzos en la orilla del mar se encontraba la misma mujer de ojos orientales. Desconocía su nombre, su paradero y el motivo qué me atraía a ella…Su faceta tan misteriosa me intrigaba cada día más. Me preguntaba a mi mismo en qué estaría pensando cuando miraba a lo lejos, al horizonte.

Por las noches la veía desde mi balcón, caminando por la orilla del mar. Mientras las olas que iban a parar a la orilla, eran las únicas que podían rozar suavemente su piel, salpicándola. Mientras, el viento azotaba suavemente sus cabellos hacia un lado de su rostro, dejando a la vista un largo y fino cuello que cualquier hombre, como yo, desearía besar.

Misteriosa y seductora de mirada color miel y cabellera del color azabache. Llevaba unos cuántos días merodeando por las noches, frente a mi ventana, como si estuviera buscando algo en especial. Era de una belleza sin igual que sin percatarme me quede absorto mirándola e intentando adivinar de donde podía proceder.

Percibí que el clima estaba cambiando, la noche la veía más oscura y una silueta blanca me observaba. Sus ojos color miel detectaron mi presencia. Me vi envuelto en una burbujas de emociones contenidas e inesperadas. Sus ojos clavados en mi brillaban a contraluz, su silueta vestida de blanco iluminaba la orilla, junto con la luna llena que había reaparecido.

Por extraño que parezca y me tomen por un loco, noté su presencia, su aura me envolvió desde la distancia que nos separaba. Sus labios pronunciaron unas palabras que no pude oír pero vi como sus labios se entreabrían para decirme algo. Mientras sus ojos no dejaban de penetrar más en mí.

Luego se volvió dejando en mí su mirada y su ser. Poco a poco vi como se desprendía de sus prendas para ver en su espalda pequeñas escamas y una hermosa cola de sirena color turquesa. Se volvió por última vez, adentrándose en la superficie del agua.

Parecía haber llegado de otro mundo para irse dejando un aura que jamás descubriré, pero sí permanece en mí como un recuerdo de que ahora sé que existe. No pierdo la esperanza de volver a verla, de nuevo.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s