Diente de león, by Neus Sintes

Según las creencias antiguas, el diente de león tiene la fuerza mágica de convertir los sueños en realidad.

Se dice que al soplar sobre las cabezuelas de sus semillas se puede pedir un deseo, y si todas las plumitas echan a volar el deseo se hará realidad. Aunque parece una historia de fantasía. Parece tener fuerzas mágicas, capaz de liberar fuerzas en la persona para hacer sus deseos realidad.

Esta es la historia de Diente de León. Llamada así porque en un diente de león logró poder convertirse al desear ser uno como ellos.

Leoncia se encontraba una tarde de primavera caminando a solas, como tantas otras veces. Para ella, era su momento para pensar y liberar su espíritu del bullicio de la gente, adentrándose en frondosos bosques, donde se sumergía para sentir el aire puro y fresco traspasar su piel, sentir el cosquilleo de la yerba en la planta de sus pies descalzos y poder respirar el aroma que la naturaleza le proporcionaba en en su cuerpo.

Leoncia nunca se había alejado más de lo que habitualmente solía hacer, pero ese día decidió seguir, impulsada por una energía que vibraba en su interior. El tiempo era un buen acompañante, no necesitaba más. A lo lejos, divisó un prado quien el sol alumbraba con fervor, casi parecía brillar. Se quedó mirando aquel paisaje que tenía delante de sus ojos, impactante, deslumbrante.

Se trataba de un inmenso prado donde millones de dientes de león se encontraban en él. Avanzó hacía ellos sin pensarlo, yendo a caer en aquella oleada de un mar inmenso que invadían el lugar. Tumbada con los brazos extendidos, sintió el cosquilleo en la piel, sumergida en aquella paz, cogió uno de ellos lo miró largo y tendido deseando ser uno como ellos. Cerró los ojos y sus labios soplaron con dulzura, mientras que todas las plumitas del diente de león volaban hacia arriba, esparciéndose en diferentes direcciones.

Fue en ese preciso momento donde surgió la magia. Una magia surgida del corazón. De sentimientos escondidos que florecían surgiendo a la luz. El prado brillaba con una intensidad jamás vista. Las ramas de los árboles se movían con el movimiento del viento que soplaba con una energía diferente. Todas las energías de la madre natura se concentraron en ese instante, en ese preciso momento en el que Leoncia abrió los ojos y se dio cuenta.

Sus pies se alzaron del suelo y empezó poco a poco a volar, dando pequeños giros, como los dientes de león. A partir de ese momento Leoncia se transformó en uno de ellos, en figura de mujer. Sus cabellos castaños se ondularon, su tez pálida se tornó más cremosa y sus ojos verdosos irradiaban una esbelta figura, rodeada de mágicos dientes de león en torno a ella.

Ahora era uno de ellos y con ellos iba a quedarse. Protectora figura en forma humana. Cubierta de una capa de hermosura y brillantez. Quien se acercaba al bosque era imposible tocarla. Su agilidad y velocidad al voltear como los dientes de león era su vía de escape de aquellos que intentaron tocarla, sin éxito. Los hechizaba con sus labios carnosos y sus ojos verdes que daban juego a una sensualidad que nadie lograba poder estar a su alcance.

Volteaba delante de ellos, sin ser atrapada nunca. Era como un ángel o un hada que embelesaba a los hombres que por el bosque pasaban. Su larga caballera se movía al son del viento. En otras ocasiones se hallaba tumbada con sus pechos erguidos hacia arriba o tumbada provocando con aquellos labios que desearían besar. Leoncia se volvió con el tiempo más traviesa y sensual. Su atractivo aumentó y su brillo permaneció en ella para siempre.

Anuncios
Categorías: Etiquetas:

3 Comentarios

  1. “Taraxacum officinale” nombre científico del diente de león, el único nombre que recordaba en los exámenes de sistemática vegetal, allá por el lejano 1993, en la facultad de agronomía. Gracias por compartir tu relato, acortó la distancia entre aquellos años y hoy.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola, Sí en ocasiones es bueno y necesario recordar que existen, en este caso diente de león y que forman parte de nuestra vida en la naturaleza.

    Gracias por leerme y por vuestros comentarios.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s