Ausente, by Neus Sintes

Cuando se ausentaba de casa un vacío enorme invadía mi corazón herido. ¿Cómo recuperar un amor que se deshacía en pedazos?.  La veía ausentarse cada noche, sigilosamente a altas horas de la madrugada. Vestida con sus mejores prendas. Hacía tiempo que nuestra relación había dejado de ser la misma, prácticamente de existir. Parecíamos dos extraños viviendo bajo un mismo techo. Un día, finalmente, no la vi regresar. Su perfume durante un tiempo reinó en la casa, como el aire transparente que uno percibe pero que no se ve. Me vi obligado a dejar lo que fue nuestro hogar años atrás, para emprender un nuevo viaje.

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s