Me conocen como Maya, by Neus Sintes

Lágrimas surcaban por mis mejillas, mientras veía cómo el barco se alejaba de mi isla natal “Minicoy“. No sé cuando regresaré o si volveré a ver mi querida isla, en la cual he vivido prácticamente desde siempre. Un largo viaje me espera. Algunos de nuestra tribu se han quedado en ella, otros como yo, los más jóvenes nos hemos encaminado a una aventura a la que no sabemos como enfrentarnos, qué miedos o que guerras deberemos combatir, o si en el peor de los casos, las fuerzas nos abandonan y nos perdemos en un mar teñido de sangre. Nos dirigimos a un mundo desconocido, que no conocemos sus leyes ni ellos nos conocen a nosotros.

Minicoy” nuestra isla se estaba quedando sin recursos por eso nos hemos visto en la necesidad de cruzar el océano, con la esperanza de encontrar al otro lado lo necesario para que nuestra isla no desaparezca del mapa.

Una vez en tierra, la gente nos mira extrañados, se preguntan quiénes somos y de dónde venimos…pero nadie se atreve a acercarse a nosotros y darnos ayuda. Ya sea por temor o desprecio. Lo que nadie sabe es como lo hemos tenido que pasar para llegar hasta aquí. Luchando con tormentas que nos agitaban e inundaban la embarcación. Intentando sobrevivir del fuerte oleaje del mar para lograr llegar a tierra firme.

Sabes mi nombre, pero no mi  historia. Te contaron lo que hice, pero no por lo que he pasado. Sabes donde estoy ahora, lo que tengo, pero no de donde vengo. Y si me ves sonriendo, no tienes ni idea de lo que he sufrido. Que sepas mi nombre y lo que dicen de mi, no significa que me conozcas.

Mi nombre es Maya, una guerrera. En su día llegué con compañeros de mi tribu pero nos tuvimos que separar y buscar caminos diferentes en una tierra donde me encontré con lo desconocido . La palabra “sobrevivir” es la que existe en mi vocabulario.

Los hombres me buscan por mi belleza de rasgos hindús, pero yo los ignoro. Voy por solitario, libre como un halcón. No quiero a nadie, no busca a nadie, solo necesito lo necesario para regresar a mi isla. A mi querida “Minicoy”. 

Este es mi objetivo en esta tierra para luego regresar a donde pertenezco. Luchar en cada batalla, por difícil y dura que sea. Como decían mis antepasados: “No hay árbol que el viento no haya sacudido”.

 

 

 

Anuncios
Categorías: Etiquetas:

3 Comments

  1. Tan real. Esta sucediendo, muy bueno como dibujaste con tus palabras estos hechos inhumanos dice:

    Tan real. Esta sucediendo, muy bueno como dibujaste con tus palabras estos hechos inhumanos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s